10 jul. 2012

Milaneses

En verano no apetece un plato caliente pero lo que me gusta mucho hacer  "platos combinados", mezclar un alimento caliente con otro frío. En casa nos gustan mucho las "milaneses", es decir las hamburguesas caseras, aunque sólo comemos de vez en cuando. El otro día hice y lo acompañé de ensalada de judías blancas y un sofrito de champiñones y cebolla. ¡Riquísimo!


Son muy fáciles de hacer:
En un bol grande ponemos la carne picada, el ajo y el perejil fresco, ambos cortados pequeñito, el huevo batido, dos o tres cucharadas de pan rallado que previamente habremos mezclado con un chorito de leche, añadimos también una pizca de sal y lo mezclamos todo bien, podemos hacerlo con las manos. Una vez hecho esto, vamos haciendo bolas para luego aplanarlas, el tamaño depende de lo grande que queramos la hamburguesa, a mí me suelen quedar cinco. Si vemos que nos cuesta hacer las bolas y la carne se pega mucho en las manos añadimos más pan rallado. Ahora solo falta pasarlas por la paella o la plancha y¡ voilà!.
¡Espero que os haya gustado!

                                                                                                               Fotos: Lila M.
//Inicio del código añadido a la plantilla del blog para controlar el rebote para Google Universal Analytics. //fin del código añadido.